Colaboración humano-robot: ¡Bienvenido, compañero robot!

De acuerdo con la International Federation of Robotics (IFR), desde el año 2017 se ha evidenciado un crecimiento considerable en el aumento de robots "colaborativos" así como también un aumento en sus frentes de aplicación: desde procesos industriales como ensamble de piezas y manipulación de material, pasando por aplicaciones de servicio y medicina, teniendo en esta "nueva realidad" al Covid 19 como un impulsor de la digitalización pues cada vez son mas requeridos procesos en donde el distanciamiento impide que varias personas estén realizando un proceso, o que la atención de pacientes se realice por equipos automatizados y robots, siendo todos estos aspectos inherentes a la situación de Colombia.

A continuación DEMPRO como único distribuidor certificado de KUKA Roboter para Colombia, les dará a conocer aspectos clave a tener en cuenta en esta nueva tendencia de la Robótica Colaborativa y aplicaciones de "Colaboración Humano-Robot" o por sus siglas en ingles (HRC) Human Robot Colaboration.


Los seres humanos y los robots ya trabajan juntos en la producción hoy en día. Los robots apoyan y alivian a los operadores humanos, permiten pasos de automatización versátiles y aumentan la productividad. La colaboración humano-robot (HRC) es un elemento adicional que combina las capacidades humanas con la eficiencia y precisión de las máquinas.



Cobots: el status quo de la producción flexible

Fabricación flexible en tamaños de lotes variables con la máxima eficiencia: este es el desafío para la producción del futuro . Para cumplirlo, se requerirá la interacción hombre-máquina en todas las fases de la implementación de la automatización robótica, lo que hará que sea más fácil y rápido configurar, instalar, poner en marcha, programar, operar, mantener y reutilizar robots en todas las aplicaciones.

En las fábricas modernas de hoy, muchos pasos de producción ya están automatizados con máquinas. El conocimiento humano, la inteligencia, la flexibilidad, la creatividad y el tacto sensible garantizan el buen funcionamiento y la calidad de los procesos de producción.


En Dempro somos Distribuidores Únicos a Nivel Nacional de robots KUKA, ¡adquiere el tuyo ya! pregunta vía whatsapp https://wa.link/demproinfo o por nuestro chat de la página web. Para más información sobre productos KUKA. pulsa en el siguiente link https://www.dempro.co/kuka

Junto con los robots industriales convencionales, los robots colaborativos y sensibles (“cobots”) pueden facilitar no solo la puesta en marcha y la programación, sino que, en muchos casos, también pueden trabajar directamente junto con los trabajadores de producción, aliviando su carga de trabajo. Pueden realizar trabajos extenuantes, ergonómicamente desfavorables y monótonos, como trabajos por encima de la cabeza o la realización de tareas repetitivas. Su requerimiento de espacio en el piso es relativamente bajo, ya que cualquier equipo de seguridad requerido puede diseñarse para ahorrar mucho espacio .


Con sus sensores integrados, los cobots permiten automatizar las delicadas tareas de montaje, que van desde el montaje de transmisiones de automóviles hasta la inserción de tapones de goma o la manipulación de piezas flexibles. En caso de contacto inesperado, se define una solución adecuada para cada aplicación: o se activa una parada o el cobot reduce su velocidad lo suficiente para evitar el riesgo de lesiones.

Cuando las personas y los robots pueden trabajar juntos de manera segura , sin vallas que los separen, muchas precauciones de seguridad convencionales se vuelven superfluas: los humanos y los robots pueden compartir el mismo espacio de trabajo sin preocupaciones.


Formas de HRC: convivencia, cooperación, colaboración entre humanos y robots

Dependiendo del área de aplicación, los humanos y los cobots pueden trabajar juntos con diversos grados de proximidad. A pesar de que el término “colaboración humano-robot” es el que se usa con más frecuencia, la “C” en HRC puede significar varias formas diferentes de cooperación.

Coexistencia: humanos y robots trabajan en espacios de trabajo adyacentes sin vallas de seguridad. Sin embargo, no comparten un espacio de trabajo común y trabajan de forma independiente en diferentes tareas. En este caso, la sensibilidad y la seguridad de un cobot pueden facilitar y acelerar enormemente la puesta en marcha, la programación y la reutilización debido al guiado manual, la capacitación y la naturaleza liviana de la mayoría de los cobots.

Cooperación: en la cooperación entre humanos y robots, los humanos y los robots trabajan en el mismo espacio de trabajo. Trabajan alternativamente en diferentes tareas dentro de un proceso. No hay interacción directa. Este tipo de colaboración requiere un funcionamiento sin vallas, ya sea porque el cobot es intrínsecamente seguro o porque el espacio de trabajo está protegido con sensores.


Colaboración: humanos y robots interactúan en un espacio de trabajo compartido. Por ejemplo, el robot le pasa algo al operador humano, o simultáneamente realizan diferentes tareas en la misma pieza de trabajo.


La nueva generación de robótica

KUKA inició un nuevo capítulo en la historia de la robótica industrial cuando presentamos el LBR iiwa . Como el primer robot sensible producido en serie adecuado para la colaboración humano-robot, el LBR iiwa ha abierto nuevas áreas para la robótica que antes estaban cerradas a la automatización.


Con la incorporación de LBR iisy a la cartera de cobots de KUKA, cubrimos una amplia gama de aplicaciones de cobot, desde las más simples hasta las más complejas. El LBR iisy representa el comienzo de la próxima generación de cobots de KUKA que se ejecutan en iiQKA.OS y son compatibles con el ecosistema iiQKA .


* El LBR iisy está disponible en el paquete de prelanzamiento de iiQKA para una pequeña cantidad de clientes a partir de finales de 2021 y su disponibilidad aumentará durante 2022.

Estos cobots colaborativos, sensibles y livianos pueden hacer que sea mucho más fácil y rápido implementar la robótica, y también hacen posible que humanos y robots trabajen directamente juntos en tareas altamente sensibles . Las áreas de aplicación abarcan desde el montaje, las pruebas y la manipulación de materiales, hasta los procesos de unión adhesiva en la producción industrial.

Esto se debe a que los cobost no solo son extremadamente precisos y flexibles , sino que también se pueden implementar de forma segura en una amplia gama de entornos de trabajo diferentes.


Artículo extraído de https://www.kuka.com/es-es/la-producci%C3%B3n-del-futuro/cooperaci%C3%B3n-hombre-robot


En Dempro somos Distribuidores Únicos a Nivel Nacional de robots KUKA, ¡adquiere el tuyo ya! pregunta vía whatsapp https://wa.link/demproinfo o por nuestro chat de la página web. Para más información sobre productos KUKA. pulsa en el siguiente link https://www.dempro.co/kuka


19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo